Mejor Mueble de Planchado 2020

Si has llegado hasta aquí es porque estás buscando comprar un mueble planchador. Si es así, entonces déjame decirte que llegaste al lugar indicado. Nuestra página se especializa en crear las reseñas más completas para orientarte en tu proceso de compra.

Producto
Nombre
Calificación
Ver el producto
1 di 10
5.0
REVISAR PRECIO en amazon.es
2 di 10
4.8
REVISAR PRECIO en amazon.es
3 di 10
4.7
REVISAR PRECIO en amazon.es
4 di 10
4.7
REVISAR PRECIO en amazon.es
5 di 10
4.5
REVISAR PRECIO en amazon.es
6 di 10
4.4
REVISAR PRECIO en amazon.es
7 di 10
4.3
REVISAR PRECIO en amazon.es
8 di 10
4.2
REVISAR PRECIO en amazon.es
9 di 10
4.0
REVISAR PRECIO en amazon.es
10 di 10
3.9
REVISAR PRECIO en amazon.es

En el siguiente articulo podrás encontrar un completo resumen informativo con todos los detalles que debes conocer sobre los muebles de planchado y como elegir el mejor modelo para ti.

De entrada pensarás que elegir un mueble tabla de planchar no tiene ninguna ciencia, solo debes salir a la tienda más cercana y elegir el primero que veas, pero realmente no es así. Estos muebles han cambiado mucho desde las antiguas tablas plegables de los años 50 y ahora resultan mucho más prácticos y funcionales.

Muchos fabricantes modernos han llevado al extremo la practicidad en las mesas de planchar para ofrecer a los usuarios mucho más que una superficie estable para planchar la ropa, muchas de ellas tienen compartimientos y gavetas que permiten organizar la ropa o guardar lencería del hogar.

En fin, hay mucha tela que cortar cuando se trata de elegir el mejor mueble para planchar de tu hogar, y para eso hemos desarrollado esta guía de compras. A continuación te hablaremos sobre las ventajas de los diferentes modelos, las nuevas tendencias, los mejores materiales usados en la fabricación de estas mesas y, para hacerte la vida mucho más sencilla, también hemos realizado una investigación para elegir los mejores modelos disponibles en el mercado para el 2020.

Primero aclaremos ¿Qué es un mueble planchador?

Un mueble para planchar es básicamente una estantería que consta de una superficie rectangular, plana y estable, con una terminación puntiaguda que sirve para planchar la ropa cómodamente.

Estos muebles incorporan un forro de tela sobre la tabla en la que se coloca la ropa para que el efecto de la plancha al eliminar las arrugas sea mucho más efectivo. La forma y tamaño de las tablas para planchar está especialmente diseñado para facilitar la labor de planchado de todo tipo de prendas de vestir como camisas, playeras y pantalones.

Todos los enceres del hogar tienen una historia, veamos de donde viene la tabla de planchar

mueble para plancharEl termino tabla de planchar data del siglo XVI y corresponde literalmente a una tabla. Antiguamente las sirvientas y amas de casa usaban un tablón de madera colocado entre el respaldo de dos sillas como superficie plana para poder planchar con una placa de metal caliente. A este tablón que usualmente después se guardaba en otro lugar lo llamaban “la tabla de planchar”.

Este artilugio evolucionó con los años y posteriormente, a finales del siglo XIX se empezaron a comercializar los primeros modelos de tablas de planchar domésticos. Estos accesorios fueron sumamente revolucionarios ya que comenzaron a ofrecer dos virtudes desconocidas hasta el momento para las amas de casa: eran plegables y también incluían un forro de tela que facilitaba considerablemente el trabajo de planchar.

Esas tablas plegables fueron muy populares durante todo el siglo XX en prácticamente todo el mundo. Resultaba muy extraño entrar a una casa de familia donde no tuvieran una de estas prácticas tablas de planchar.

Recientemente, después del año 2000 muchos fabricantes de artículos para el hogar han llevado más allá la idea de la mesa planchadora, dotándolas de estantería y gabinetes incorporados que permiten sacar un mejor provecho del espacio utilizado para planchar.

Otros modelos también han incluido prácticas rueditas para que, después de terminar las tareas de planchado, la persona responsable pueda utilizar el mueble de planchar como un pequeño carrito que le ayuda a repartir las prendas de forma organizada por toda la casa.

Partes que componen un mueble para planchar

La tabla:

La tabla es literalmente la superficie sobre la que se colocan las prendas de ropa para plancharlas. Generalmente están fabricadas de aluminio o cualquier otro metal que resulte resistente a las temperaturas y ligero al mismo tiempo. La tabla también suele incluir una pequeña base plástica a un lado sobre la que colocamos la plancha mientras calienta o mientras cambiamos la pieza de ropa que vamos a planchar.

Para mejorar el planchado, las tablas metálicas suelen incluir también un revestimiento semi acolchado y forrado en tela para que el uso de la plancha resulte más suave.

Patas:

Las patas generalmente están formadas por un caballete metálico plegable que permite poner la tabla completamente plana cuando se necesita guardar o en forma de mesa para poder usarla. Generalmente las mesas de planchar tienen 4 patas que están construidas de un material metálico con puntas de goma para garantizar que el artefacto no se deslice o se mueva mientras se plancha.

Si las patas son demasiado delgadas o demasiado ligeras, entonces la mesa de planchar no ofrecerá buena estabilidad. Es importante buscar modelos que tengan patas de buen tamaño y peso.

Compartimientos para guardar:

Esta es una tendencia de los últimos años. Muchos fabricantes se han dedicado a dejar a un lado la portabilidad para hacer muebles de planchar mucho más robustos, que no se pueden guardar en el armario pero que si tienen una serie de gavetas y compartimientos para guardar ropa y productos de limpieza.

Esta parte de los muebles de planchar están fabricados en una cantidad variada de materiales, casi todos muy ligeros como: mimbre, madera, plástico y metal.

¿Por qué comprar un mueble tabla de planchar?

Planchar es una parte ineludible de las tareas domésticas diarias. Tener la ropa lisa y presentable para todos los miembros de la familia es una de las responsabilidades de quien administra las labores de la casa, el asunto es que planchar también parece representar una de las tareas domésticas menos populares, a casi nadie le gusta hacerlo.

En vista de que parece ser una empresa bastante molesta, lo mejor es equiparse para hacerla lo más llevadera y rápida posible y para ello no solamente necesitas una plancha potente, también es importante que puedas hacerlo en un espacio cómodo.

Usualmente se usaba un mueble plancha plegable, que son esas tablas que hemos visto desde siempre en nuestros hogares. Estas resultaban funcionales para planchar, pero no ofrecían mucho más. Actualmente las mesas para planchar han evolucionado bastante mientras se adaptan a las exigencias de los usuarios modernos.

Evita dolores de espalda y molestias físicas comprando el mejor modulo para planchar

Seguramente has pasado por esta situación si en algún momento tuviste una sesión de planchado de al menos media hora. Por la posición que adoptamos y el tipo de movimiento, luego de planchar podemos sufrir fuertes dolores, sobre todo en la parte baja de la espalda, el cuello y los hombros, esto se debe a una postura incorrecta, que generalmente se debe a que la tabla o superficie que usamos para planchar se encuentra a la altura incorrecta.

Las mesas de planchar garantizan que puedas adoptar una posición correcta y que debas inclinarte lo menos posible para poder planchar la ropa, de esta forma, podrás trabajar mucho más tiempo sin que después debas pasar días en cama con horribles dolores musculares que no te permiten realizar otras actividades.

Medidas de un mueble planchador barato

La altura de la tabla para planchar puede ser regulada dependiendo de las preferencias del usuario, estás pueden variar entre un metro y 1.5 metros de altura. En cuanto a la superficie de la tabla, estas suelen medir hasta 1.20 metros cuando están completamente abiertas con la opción de plegarlas hasta los 70 y 80 centímetros. De ancho suelen medir entre los 32 y 40 centímetros.

A pesar de que cuanto más grande sea la tabla de planchar, resulta mucho más cómoda de usar, la verdad es que el tamaño ideal del modelo a elegir va a depender también del espacio que tengas disponible para guardarla.

Estos son los aspectos que debes mantener en consideración cuando debas elegir un mueble para tabla de planchar

¿La puedes ajustar a tu tamaño?

Una de las primeras cosas que tienes que tomar en cuenta es si la mesa permite ajustarse a una forma y tamaño que te resulten completamente cómodos.

Una de las más grandes ventajas de tener mesas especialmente diseñadas para planchar es que estás te deben permitir trabajar de la forma más cómoda posible, de esta manera no sufres tanto cansancio físico, evitas dolores de espalda y hombros y también consigues resultados mucho mejores, es decir, ropa mucho mejor planchada.

Así que en el momento de elegir un mueble planchador barato fíjate muy bien de que las patas puedan ajustarse a una altura que sea conveniente para tu estatura, una altura conveniente para ti puede ser ligeramente por encima de tu cintura y un poco más bajo que tu ombligo.

Ajuste a lo largo

Esta no es una función tan popular pero si consigues un modelo que la ofrezca, seguramente la encontrarás sumamente útil. Algunas de las mejores tablas de planchar permiten ajustar la superficie de trabajo a lo largo, es decir, son extraíbles.

Con esta función puedes adaptar al tabla dependiendo del tipo de ropa que quieras planchar. Por ejemplo, si quieres planchar un pantalón largo, entonces aprovechas toda la extensión de la tabla, pero si quieres planchar camisas, puedes plegarla para que sea más pequeña y manejable.

Busca un diseño bien compacto

A menos que tengas una casa realmente grande, una de las virtudes que vas a buscar en tu tabla para planchar ideal es que sea bastante compacta y que resulte fácil de guardar, transportar y también de usar en cualquier espacio de la casa.

Esencialmente existen dos tipos de muebles; primero están los que puedes plegar para ponerlos completamente planos y guardarlos en un armario o tras la puerta, estos se llaman mueble plancha plegable, en ese sentido son funcionales pero no son tan estables, prácticos y no aprovechan el espacio.

Otros tipo es la tabla de planchar con mueble incorporado, este tipo no puede plegarse para ser guardado y van en un lugar fijo como cualquier estantería de la casa, pero la ventaja de este modelo es que es más bien un armario con tabla de planchar que te permite aprovechar el espacio para almacenar tu lencería, ropa, productos de limpieza o cualquier otra cosa.

La estabilidad total es importante

Para que un mueble o tabla de planchar cumpla correctamente su trabajo es imprescindible que sea completamente estable, es decir, que no se balancee de un lado para otro cuando ejerces peso sobre él.

Si el mueble pivotea demasiado planchar puede convertirse en una tarea imposible, además de peligrosa. Este desbalance sucede cuando la parte superior (la tabla y el mueble) es mucho más pesada y robusta que la base (las patas).

Entonces, para garantizar que el mueble de planchado que elijas para comprar ofrezca esa estabilidad que necesitas, debes fijarte bien en sus patas. Lo recomendado es que las patas sean largas y lo más gruesas posible, también que estén fabricadas con un material robusto que contribuya a soportar fácilmente el peso de la parte superior.

También es importante que las puntas de las patas tengan base de goma o algún material antideslizante para garantizar que se sujete bien al piso y no se ruede con cada movimiento que hagamos con la plancha.

¿Es posible moverlo?

Esto aplica únicamente en el caso en que no elijas un mueble para planchar fijo sino un mueble plegable. Es importante que los muebles plegables sean perfectos para usarse en cualquier espacio por un tema de practicidad, entonces asegúrate que el modelo que compres sea fácil de plegar y transportar de un sitio a otro de la casa.

En este punto afecta muchísimo el material con el que esté construido el mueble para planchar. Algunos modelos son de madera, pero la madera es barata y también sensible al agua, otros modelos están fabricados con aluminio o metales muy ligeros y resistentes que resultan perfectos para que cualquier persona los pueda cargar sin esfuerzo.

Por favor, que sea vea bonito

Aunque sea para planchar y seguramente pasará la mayoría de su vida escondido en un armario, no quiere decir que no debamos preocuparnos por la estética del mueble para planchar de nuestra casa. Algunos de los nuevos modelos son realmente agradables a la vista y pueden inclusive combinar con el resto de la decoración del hogar.

Mesa de planchar fija o tabla plegable ¿Qué es mejor?

Ciertamente aquí no tenemos una respuesta cerrada y la preferencia por cada una va a depender de las necesidades particulares de cada usuario. La verdad es que las dos alternativas ofrecen ciertas ventajas sobre la otra y también algunas desventajas.

mueble de planchadoMuchas personas últimamente se han inclinado más por los muebles de planchar fijos sobre las tablas plegables por varias razones.

En primer lugar siempre vas a encontrar la tabla lista para usarse, es decir, ya planchar es una tarea poco popular y bueno, si la haces más complicada aun, entonces menos ganas vas a tener para hacerlo y terminarás posponiéndolo todo lo que puedas.

Si al momento de planchar también tienes que ir a un cuarto de trastes a sacar la tabla, lo que por lo general es una tarea muy aparatosa, entonces ya la cosa comienza mal. Por otro lado, las tablas fijas siempre están listas y prestas para empezar a planchar y por lo general incluyen compartimientos para almacenar que te pueden ayudar a mantener la ropa ya planchada completamente ordenada y doblada.

Muchas de las tablas fijas incluyen ruedas, así que no debemos someter su uso a un solo espacio (lo que muchas veces resulta poco conveniente). Al poder rodar, estos modelos también funcionan como un práctico carrito que te ayuda a repartir la ropa entre las habitaciones sin tener que ir cargándola y asumiendo el riesgo de que se caiga y el trabajo de planchado se pierda.

La desventaja principal de las mesas de planchar con mueble incorporado es básicamente la necesidad de espacio para poder acomodarlas y guardarlas sin que estorben demasiado, por lo que estos modelos los recomendamos para personas que cuenten en sus hogares con un pequeño cuarto de lavandero o un armario grande donde se guarden las cosas.

Ideas prácticas para esconder una tabla de planchar en casa

Más que todo en las ciudades grandes, muchas personas sufren del mismo problema: poco espacio en casa, lo que nos deja muy pocas alternativas cuando se trata de espacios no esenciales como el de planchado, por suerte hay muchas soluciones prácticas para tener una tabla de planchar cómoda y eficiente en casa sin tener que perder demasiado espacio en ello.

Como parte de un mueble:

Es básicamente la misma idea de los muebles de planchar. Puedes tomar un gavetero o un armario pequeño e incorporarle la tabla de planchar en la parte superior para aprovechar el espacio que ya estas utilizando en ese mueble. Si el mueble puede tener ruedas, pues mucho mejor , así puedes transportarlo a los espacios más amplios a la hora de planchar y luego guardarlo donde no estorbe.

Escondida entre los muebles:

En pisos y apartamentos pequeños resulta muy práctico esconder la tabla bajo la encimera de un mueble de forma que este pueda abrirse y girar la tabla para tenerla lista para planchar.

Una idea genial es convertir alguno de los muebles de encimera de tu cocina en el escondite de la tabla de planchar. Solo debes conseguir un par de bisagras para que el tope de la encimera funcione como una tapa.

Escondida tras la puerta de un armario:

Esta es una de las formas más populares y también funcionales de mantener siempre escondida la tabla de planchar, pero también de tenerla a la mano rápidamente cuando necesitas comenzar con las tareas domésticas.

Hacer este proyecto es muy sencillo, un par de herrajes pequeños con resorte pegados a la tabla de planchar y luego a la puerta harán que resulte muy fácil bajar la mesa para planchar cuando la puerta esté abierta. Una vez que se haya terminado de planchar solo debe subirse y los resortes harán que está permanezca en posición vertical y no se caiga.

Consejos para usar adecuadamente tu tabla de planchar

Colócala en un lugar amplio y fresco:

Antes de comenzar a planchar, asegúrate de mover tu mueble planchador a un sitio de temperatura fresca y donde tengas libertad de movimiento sin riesgo de chocar con algo a tu alrededor.

Organiza la ropa antes de empezar:

Si quieres terminar rápido con esta tarea y tener resultados formidables, entonces la organización es lo primordial. Antes de comenzar organiza toda tu ropa y después de que termines de planchar una prenda, tómate el tiempo y el trabajo de doblarla muy bien y guardarla inmediatamente.

Asume una buena posición al planchar:

Ya hemos hablado sobre el riesgo de sufrir dolores de espalda por planchar. Para evitar los dolores la única solución es que adoptes una postura adecuada mientras planchas. Ajusta la tabla a una altura que te permita mantener tu mano sobre la tabla con el brazo un poco flexionado pero mientras mantienes totalmente erguida tu espalda.

Usa siempre una tela de buena calidad:

Planchar sobre el metal directamente es una pérdida de tiempo, recuerda que tienes que usar siempre una funda para garantizar que el planchado sea bueno y proteger tus prendas. Existen fundas de muchos materiales pero por lo general se recomienda comprar una buena funda que sea hecha 100% de algodón bien grueso. Esto también ayuda a reflejar el calor para realizar un planchado por las dos caras simultáneamente, lo que te ayudará a ahorrar muchísimo tiempo.

La punta de la tabla tiene su función:

Uno de los lados de la tabla de planchar siempre es más angosto (como una punta), esta forma sirve para insertar las camisas y los pantalones y así evitar que mientras se plancha un lado, se estropee el alisado del pliego contrario de la prenda. Úsalos siempre y verás cómo planchas más rápido y mucho mejor.

Botón volver arriba
Cerrar