Plancha de Viaje

Muchos son los objetos y los artículos que se toman en cuenta antes de hacer un viaje. Se quiere que todo entre en el equipaje. No hay duda de que, entre cualquier otra cosa que pueda ocurrirse, lo más importante antes de viajar es tener la ropa para la estadía en el lugar, bien sean algunas camisas, vestidos, pantalones y claro, la ropa interior. Se debe ser precavido e intentar cubrir cada detalle, por ejemplo (y éste no muchos lo piensan) las posibilidades de que nuestras prendas se arruguen dentro de las maletas. Lo que menos se quiere es usar una camisa arrugada al momento de salir a pasear, a una reunión de negocios o estando en el hotel. Existen soluciones prácticas para este inconveniente, la mejor de todas es sin duda: la plancha de viaje.

Producto
Nombre
Calificación
Ver el producto
1 di 10
4.7
REVISAR PRECIO en amazon.es
2 di 10
4.7
REVISAR PRECIO en amazon.es
3 di 10
4.5
REVISAR PRECIO en amazon.es
4 di 10
4.5
REVISAR PRECIO en amazon.es
5 di 10
4.5
REVISAR PRECIO en amazon.es
6 di 10
4.5
REVISAR PRECIO en amazon.es
7 di 10
4.4
REVISAR PRECIO en amazon.es
8 di 10
4.3
REVISAR PRECIO en amazon.es
9 di 10
4.1
REVISAR PRECIO en amazon.es
10 di 10
4.0
REVISAR PRECIO en amazon.es

Este pequeño artefacto te será eficaz a la hora de darle una estirada a tus prendas antes de salir. La plancha de viaje no es más que una plancha tradicional, pero con una presentación más reducida y práctica, que la hace encajar dentro de tu equipaje sin utilizar mucho espacio, para que así se pueda introducir otro tipo de artículos. Los resultados obtenidos con el vapor sobre la ropa hacen que estas luzcan perfectamente estiradas y conservadas; geniales para salir y ser vistas.

plancha de viajeLa plancha de viaje, siguiendo con la línea del planchado tradicional, utiliza los mismos componentes para hacer del proceso algo mucho más fácil. El vapor a través del aluminio o porcelana (superficies ideales para alisar la tela) son la clave en estos aparatos. Los modelos de planchas de viaje están hechos de acero inoxidable, que garantizan su uso durante mucho tiempo, así como el material antiadherente, indispensable para no arruinar ninguna prenda al controlar el calor emitido por el artefacto. La mayoría de los nuevos modelos constan de cables más flexibles con coberturas aislantes, lo que es esencial para evitar que haya enredos con los demás objetos dentro del equipaje.

Un consejo importante para los que utilicen este dispositivo, es desechar el agua restante antes de volver a guardarlo. Las planchas eléctricas que trabajan a vapor necesitan, obviamente, del líquido (el cual es agua, usualmente) que será llevado a temperatura de ebullición para así desprender la sustancia vaporosa que ayuda a alisar la ropa. No es recomendable dejar el agua en el recipiente cuando ya se acabó de planchar, pues esta puede filtrarse y dañar el sistema interno de la plancha. Otra precaución sería percatarse de que la plancha de viaje esté totalmente seca antes de guardarla en alguna maleta, no sea que, en el trayecto el líquido pueda filtrarse o salirse del depósito y mojar la ropa o los demás objetos dentro del equipaje. Siempre se debe guardar de forma como es usada al momento de planchar.

Que su tamaño no engañe. Estas planchas pueden generar altas temperaturas que provocan quemaduras en la piel, por eso es recomendable utilizarla fuera del alcance de los niños, así como no apoyarlas mucho tiempo sobre la ropa, ya que puede estropearla e incluso quemarla. Otra útil recomendación es aprovechar la energía eléctrica. Aunque ya existen electrodomésticos que cuentan con un modo ‘ahorrador’, no viene mal desenchufar la plancha mientras se hacen pausas o cambio del agua. Los productos que funcionan a resistencia generalmente consumen más electricidad que los demás.

Contar con una plancha de viaje, además de ser una opción para agilizar el planchado tradicional, también puede ahorrarte dinero, en caso de que tu ropa se arrugue en el viaje y debas pagar para que alguien lo haga, lo que también puede dañar las vestiduras si no se hace de la manera correcta. Estas pequeñas planchas a vapor te serán útiles para un acabado liso en la ropa. También tienen reguladores de calor al alcance de la mano –usualmente se ubican cerca del mango de la plancha– suponiendo que el tipo de tela requiera una temperatura determinada. Hay que prestar atención a las etiquetas de la vestimenta, ya que en ellas se especifica el grado de calor que se le puede aplicar, e incluso, algunas que no necesitan del planchado.

¿plancha de viajePor qué deberías tener una plancha de viaje? Trayendo a consideración los puntos que hasta ahora se han mencionado, hay uno que debe ser muy tomado en cuenta: los efectos a largo plazo. Si bien es cierto que planchar (sobre todo si se hace de pie) puede causar molestias en la espalda y los brazos, también es bueno considerar todas las tácticas que existen para hacerlo de la mejor manera y, además, tener en cuenta el peso de la plancha. La plancha de viaje, así como sencilla de transportar, es liviana, lo que hace que el desplazamiento del brazo y el movimiento del hombro al realizar el planchado, sea más sencillo.

Quizá la invención de este producto haya sido el sueño de muchas personas, en especial para aquellas a las que les gusta tener la ropa perfectamente lisa, lo que da un aspecto de limpieza.

Una plancha de viaje es más económica que una plancha tradicional. Las tecnologías para su elaboración constan de materiales que la hacen más resistente y, a su vez, más reducida. Este tipo de aparatos se encuentran en el mercado con facilidad, y su precio oscila entre los 20 y 40 euros, por supuesto, la variedad de los precios consiste en la calidad de la marca que la diseñó y sus funciones.

Los artículos que trabajan con la regulación de calor solían ser los más costosos del mercado, pero conforme su producción iba incrementando, su mercado se expandió de manera considerable, por lo que era más usual ver planchas a vapor en todas las casas. Hoy día, los modelos nuevos, como la plancha de viaje, pueden verse en diversas presentaciones, en las que varían únicamente su diseño y manejabilidad, desde el tamaño y, en especial, sus colores, dependiendo del gusto del comprador. Se debe tomar en consideración el manual de usuario antes de comenzar a manipular éste y cualquier otro tipo de electrodomésticos.

Botón volver arriba
Cerrar